Derechos autor

Derechos de autor

Realizamos trámites ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor (Indautor) para proteger obras literarias, musicales, fotográficas, de dibujo y cualquier otra pieza artística; así como la protección de reservas de derechos de nombres artísticos; publicaciones y difusiones periódicas de radio, televisión e internet.

Además, conocemos la gestión de registro de personajes ficticios o humanos de caracterización y promociones publicitarias; así como el procedimiento para la obtención de números ISBN e ISNN para las publicaciones.

Todos nuestros servicios en materia de propiedad intelectual están respaldados por los conocimientos legales y técnicos de nuestros abogados expertos en este ámbito. Protegeremos sus conocimientos más preciados de cualquier práctica ajena o desleal.

Nuestra labor comienza con la búsqueda y creación de estrategias para defender tus derechos como autor, ante las autoridades correspondientes, ya sea con el Indautor o con el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI); así como en cualquier otro juzgado o tribunal colegiado. Junto con la realización de todo el procedimiento legal, le brindaremos la asesoría correspondiente para defender sus creaciones artísticas, cualesquiera que estas sean.

Nuestro despacho de abogados cuenta con una amplia experiencia con trámites de protección de derechos de autor. Sabemos las repercusiones de mercado que esto conlleva, así como las tácticas de prevención para cualquier problema de piratería que tenga su creación.

Los servicios que ofrecemos en Eureka van de la Auditoría de Derechos de Autor, la consultoría y opinión respecto a ellos y la protección a delitos relacionados, hasta la solicitud de infracciones administrativas y el registro de obras y software.

Para que obtenga más información sobre el procedimiento de Derechos de Autor, contáctenos en este momento y no deje un momento más descuidadas sus obras literarias, pictóricas o musicales.

En México, quien se encarga de la protección de los derechos de autor es la Ley Federal del Derecho de Autor, misma que cuida la originalidad de cada creación. El artículo 5 de esta ley indica que tu creación estará protegida legalmente desde el momento que es “fijada en un soporte material”.

Aunque la ley no obliga a registrar su obra, legalmente, inscribirla en el Registro Público de Derechos de Autor es lo mejor para evitar que un tercero la inscriba o pretenda utilizarla como propia. La resolución de este tipo de conflictos legales es más eficaz y obtendrás un dictamen favorable.

Al obtener los derechos de autor de tu obra, estarás enriqueciendo el acervo cultural de México, en tanto que tendrás una protección permanente de tu obra. Además, serás reconocido legalmente como creador de la obra; al mismo tiempo, podrás promocionarla con la inscripción en Indautor.

¿Cómo puedes obtener los Derechos de Autor de una obra?

Antes de ofrecerte la explicación detallada de la forma en que obtenemos los derechos de autor de cualquier obra artística, hay ciertas definiciones que tenemos que explicar. La primera de ellas es lo que entendemos jurídicamente como autor que es la persona física creadora de una obra literaria o artística.

En cuanto a las creaciones que puedes registrar ante Indautor y obtener sus derechos, esta institución permite el registro de obras literarias, musicales con o sin letra; creaciones pictóricas o de dibujo, escultóricas o plásticas, caricaturas o historietas; obras de arquitectura, cinematográfica o audiovisual.

También puedes registrar programas de radio, televisión o de computación; así como fotografías, arte gráfico o textil; compilaciones, compendios, arreglos, adaptaciones, traducciones, ediciones literarias, fonogramas o videogramas. 

Al acercarte con Marcas Eureka, lo primero que realizaremos es presentar formalmente la solicitud de registro de obra ante Indautor por duplicado. El siguiente paso será realizar el pago de cuota por derechos de autor con la tarifa vigente, mismo que se puede hacer en cualquier banco con la hoja que proporciona la institución.

El tercer paso por tomar es entregar dos copias de tu obra en el material que sea, si es fotográfica, pictórica o si se trata de una creación literaria; estas deben estar plenamente identificadas con su título y autor. Asimismo, necesitaremos una carta poder notariada por ser tu representante legal; de esta forma, podremos acreditar nuestra personalidad.

En caso de que sea otra persona y no el autor la que tenga la titularidad de uso de la obra, tendremos que presentar el documento legal que avale esto. Después de presentar todos los documentos, Indautor tomará 14 días hábiles a partir de que se hayan ingresado antes de que obtengas los derechos de autor de la obra.

Este trámite solo lo pueden hacer las personas físicas, ninguna empresa puede solicitar los derechos de autor de una empresa. Esto debido a que la ley indica que solo las personas físicas son los que tienen la aptitud intelectual para la creación de cualquier tipo de obra, a diferencia de un grupo o compañía.

Al obtener tu registro, este estará vigente a lo largo de toda tu vida y 100 años después de tu muerte. Tu lo podrás heredar a tu familia o a la persona que tu indiques en tu testamento, para que sea él o ella quien pueda aprovechar de todos sus beneficios.

¿Por qué es importante registrar los Derechos de Autor de tu obra?

Cuidar de todas tus creaciones es muy importante, sobre todo para evitar problemas de plagio o piratería de algo que te ha costado realizar. Por ello, obtener los derechos de autor de tu obra es muy importante si eres un artista, periodista o escritor.

En primer lugar, al tener tu registro, tendrás la garantía de que estará protegido de forma legal cualquier de tus creaciones. Tu serás quien maneja tu creación o puedes decidir quien será la persona titular que pueda obtener las ganancias de ella. Quedará definido ante la ley a quien pertenece dicha obra cualquiera que sea.

Al quedar registrado ante el Indautor tu obra, tú serás el titular de ella y tendrás todos los beneficios y responsabilidades que esto conlleva. No obstante, procura cuidarlos y evitar que alguien más trate de presentar una obra tuya; para ello, necesitas de la atención legal de una firma como Marcas Eureka.

Además, evitarás cualquier tipo de conflicto legal en un futuro, sobre todo si se trata de una obra con varios autores. De esta forma, quedará registrado ante la ley quien o quienes son los titulares de esta propiedad intelectual.

Tu podrás darle publicidad a tu registro de los derechos de autor de tu obra, manteniendo un acceso a los titulares de los derechos a los titulares. Además, pueden expedir los certificados de titularidad, como autor para que puedan hacer uso de tu obra de la forma que tu permitas.

Las ventajas de los Derechos de Autor

Contar con los derechos de autor de tu obra, podrás permitir su uso y obtener ganancias de ella por distintos medios, ya sea por reproducción, interpretación pública, grabación, difusión o por su traducción. Tu aprovecharás al 100 por ciento de tu creación y al mismo tiempo te darás a conocer como un artista consolidado.

En primer lugar, la reproducción de tu creación se puede realizar de distintas formas y legalmente serás el único que podrá permitir realizarla con tus términos. Puede que se trata de tu libro y vaya a ser impreso o digitalizado; o que sea un audio o una pintura y alguien quiera utilizarla con algún propósito.

Cuando se trata de obras musicales o teatrales tuyas, estas solo podrán realizarse públicamente con tu previa autorización. Ya sea que se trate de una muestra pública en algún teatro o plaza, o que sea de forma digital.

Al tener los derechos de autor de tu obra, tu podrás permitir su grabación en formatos como el disco o en casete. Estos protegen a muchas obras artísticas de ser reproducidas como piratería, sobre todo musicales o audiovisuales.

La difusión de tu creación solo podrá realizarse cuando tu lo permitas, sin importar a través de qué medio se haga. Si tienes una canción, se tiene que autorizar a la estación de radio; en caso de que tu video o tus fotografías quieran utilizarse para la televisión tú eres el autor que puede autorizarlo.

Para llegar a otros países, en especial cuando se trata de una obra literaria, esta tiene que ser traducida y alcanzar una población más amplia. Sin embargo, solo se puede traducir una obra. Así como este beneficio aplica a todo tipo de libros, también aplica para los guiones cinematográficos.

Si requieres asesoría en este aspecto, acércate con cualquiera de nuestros abogados; él te dirá cual es la mejor forma de obtener los derechos de autor de tu creación. En Marcas Eureka te ofrecemos la mejor atención en cuanto a propiedad intelectual y su debida protección ante la ley.

Si requieres apoyo en cualquier otro tipo de trámites de protección de tus derechos de autor o de cualquier asunto de propiedad intelectual, Marcas Eureka es la firma de abogados que pondrá toda su experiencia en este ámbito legal para ayudarte.

Contáctanos desde nuestro sitio web o a través de cualquiera de nuestras líneas telefónicas.

Derechos de autor en México; protege tus creaciones

Un creador no está obligado a registrar su obra con derechos de autor, de hecho, la creación de la obra otorga automáticamente a una persona los derechos de autor. El registro de los derechos de autor es voluntario. Una persona puede registrar su trabajo en cualquier momento durante el período de tiempo en el que su trabajo es elegible para derechos de autor. 

Aún así, el registro oficial le permitirá al creador muchas ventajas como las siguientes básicas:

  1. Tener un registro público del reclamo de derechos de autor.
  2. Presentar una demanda por infracción.
  3. Recibir la devolución de los honorarios legales por reclamos por infracción de derechos de autor.

Primera Ley de Derechos de autor en México

Según la Gaceta de la UNAM cita que: “En México surgió la primera Ley Federal sobre el Derecho de Autor en 1947, conjugándose lo estipulado en el Código Civil de 1928 y el Reglamento para el Reconocimiento de Derechos Exclusivos de Autor, Traductor o Editor, de 1939. A través de esta Ley se concedió al autor el derecho de publicar su obra en cualquier medio y con fines de lucro, así como su transformación, comunicación, traducción y reproducción parcial o total, extendiendo la vigencia del derecho de autor hasta 20 años después de su muerte, en beneficio de sus herederos. Otra novedad fue la tipificación de algunos delitos como violaciones al derecho de autor”.

“... fue trascendente por integrar el principio de “ausencia de formalidades”, lo que significaba que una obra estaba protegida desde el momento de su creación, estando registrada o no. Con esta transformación jurídica, la legislación mexicana logró integrarse en el plano de los derechos autorales a nivel mundial. A partir de este momento México haría historia en el futuro en cuanto a la protección de los autores, así como lo sugieren sus antecedentes del siglo XVII”.

La importancia de estar protegido con Derechos de Autor

Ya sea que tomes una foto, escribas un cuento o compongas una pieza musical, será fruto de tu trabajo. Piensa en los derechos de autor como el derecho a la propiedad de algo que has creado. Un derecho de autor te brinda protección legal sobre esa creación. 

Entonces, además de los beneficios básicos que mencionamos poco antes, como propietario de los derechos de autor también tendrás derecho a:

  • Reproducir tu obra en público: es el caso cuando escribes una canción, un libro, una obra de teatro o cualquier otra cosa que pueda exhibir en público, tienes derecho a hacerlo.
  • Mostrar la obra en público:  cuando creas arte, claro que quieres que otros lo vean. Tu pintura es tuya y puedes enseñarla donde quieras.
  • Crear otras obras basadas en la original: es posible que desees combinar una serie de publicaciones de blog en un libro, por ejemplo.
  • Vender copias de tu obra: otras ventaja de los derechos de autor es que puedes beneficiarte de tu idea vendiéndola.
  • Reproducir tu obra: puedes hacer copias del trabajo que creaste. Puedes distribuir tu trabajo como mejor te convenga

Como creador de obras con derechos de autor en México, tienes los derechos mencionados durante un período de tiempo y no puedes perderlos a no ser que los delegues legalmente. Posees los derechos sobre tus obras de la misma manera que tienes una casa y nadie más puede usarla sin tu permiso.

¿Cómo puedes saber si estás infringiendo Derechos de Autor?

Muchas personas no desean cometer una infracción de derechos de autor, simplemente lo hacen por desconocimiento legal. La manera de evitar esta infracción de la ley es haciendo una serie de preguntas, por ejemplo, cuando se trata de reproducir una canción. 

Es muy importante que antes de subir música a internet, debes hacer varias preguntas sobre derechos de autor como; si tu eres el compositor de la música o de la letra, si tu la produjiste y en dado caso si tienes permiso del propietario de la canción para reproducirla.

Obras que no están protegidas por Derechos de Autor 

OJO no todo lo que te imagines puede estar protegido por la Ley de Derechos de Autor. Las siguientes son categorías de cosas no protegidas:

  • Trabajos que consisten solo de información que está comúnmente disponible y no contiene originalidad (por ejemplo, guías, medidas y reglas estándar, listas o tablas compiladas a partir de documentos públicos u otras fuentes comunes).
  • Títulos, nombres, frases cortas y lemas; meras listas de ingredientes o contenidos (pero algunos títulos y palabras pueden estar protegidos por la ley de marcas registradas si su uso está asociado con un producto o servicio en particular).
  • Obras que no están realizadas en una forma tangible de expresión, como un discurso improvisado o una interpretación que no está escrita o grabada de otra manera.
  • Ideas, procedimientos, métodos, sistemas, procesos, conceptos, principios, descubrimientos o dispositivos (pero las descripciones, explicaciones o ilustraciones escritas o grabadas de tales cosas están protegidas por derechos de autor).

¿Cómo se puede solicitar permiso para copiar?

A menos que esté absolutamente seguro, confiar en la doctrina del "uso legítimo " para evitar solicitar el permiso para copiar una obra es arriesgado. A pesar de lo que hayas escuchado, no existen reglas establecidas sobre qué tipo de uso es "justo" y qué es "infractor". Por ejemplo, usar menos de un cierto número de palabras del trabajo de un autor no constituye automáticamente un uso legítimo. 

Los tribunales aplican los cuatro factores caso por caso, y la interpretación de los factores por un tribunal podría diferir fácilmente de la de otro. Por lo tanto, generalmente es imposible predecir si un tribunal consideraría "justo" un uso no autorizado dado. El mejor curso de acción es simplemente solicitar permiso para todo el material copiado que tienes la intención de utilizar.

Para obtener el permiso, debes conocer quién es el propietario de los derechos de autor del material que pretendes usar, comunicarse con el autor, obtener permiso para usar el trabajo en el territorio y formato que desea y, en algunos casos, pagarle una tarifa. Los costos de permiso son negociables y variarán según la cantidad y la naturaleza del material que pretenda utilizar. 

Si el uso no es comercial, lo que significa que nadie está tratando de ganar dinero con él (como una obra de teatro escolar), entonces es posible que puedas obtener los derechos de forma gratuita. El editor o distribuidor debe poder proporcionarte información de propiedad o incluso obtener y proporcionar el permiso. 

Los registros en el Indautor, si se mantienen actualizados, y ahí te podrían informar a quién pertenecen los derechos de autor. 

Derechos de autor: usos y beneficios con Marcas Eureka

Realizamos trámites de derechos de autor ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor (Indautor) para proteger obras literarias, musicales, fotográficas, de dibujo y cualquier otra pieza artística o de importancia comercial.

Además, conocemos la gestión de registro de personajes ficticios o humanos de caracterización y promociones publicitarias; así como el procedimiento para la obtención de números ISBN e ISNN para las publicaciones.

Todos nuestros servicios en materia de propiedad intelectual están respaldados por los conocimientos legales y técnicos de nuestros abogados expertos en este ámbito. Protegeremos sus conocimientos más preciados de cualquier práctica ajena o desleal.

Nuestra labor comienza con la búsqueda y creación de estrategias para defender tus derechos como autor, ante las autoridades correspondientes, ya sea con el Indautor o con el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI); así como en cualquier otro juzgado o tribunal colegiado.

Junto con la realización de todo el procedimiento legal, le brindaremos la asesoría correspondiente para defender sus creaciones artísticas, cualesquiera que estas sean. Nuestro despacho de abogados cuenta con una amplia experiencia con trámites de protección de derechos de autor.

Sabemos las repercusiones de mercado que esto conlleva, así como las tácticas de prevención para cualquier problema de piratería que tenga su creación.

¿Qué son los derechos de autor?

Y ahora que hablamos de los servicios que tiene disponible para ti Marcas Eureka, es momento de hablar sobre lo que son exactamente los derechos de autor. Este conocimiento te será importante para tu desarrollo comercial.

Se entiende como un derecho de autor un conjunto de normas jurídicas y principios que regulan los derechos morales y patrimoniales que la ley concede a los autores de las obras de creación propia, entre ellas: científicas, literarias y artísticas.

Primera Ley de Derechos de autor en México

Según la Gaceta de la UNAM cita que: “En México surgió la primera Ley Federal sobre el Derecho de Autor en 1947, conjugándose lo estipulado en el Código Civil de 1928 y el Reglamento para el Reconocimiento de Derechos Exclusivos de Autor, Traductor o Editor, de 1939.

A través de esta Ley se concedió al autor el derecho de publicar su obra en cualquier medio y con fines de lucro, así como su transformación, comunicación, traducción y reproducción parcial o total, extendiendo la vigencia del derecho de autor hasta 20 años después de su muerte, en beneficio de sus herederos. Otra novedad fue la tipificación de algunos delitos como violaciones al derecho de autor”.

“Fue trascendente por integrar el principio de “ausencia de formalidades”, lo que significaba que una obra estaba protegida desde el momento de su creación, estando registrada o no. Con esta transformación jurídica, la legislación mexicana logró integrarse en el plano de los derechos autorales a nivel mundial. A partir de este momento México haría historia en el futuro en cuanto a la protección de los autores, así como lo sugieren sus antecedentes del siglo XVII”.

Requisitos de protección de derechos de autor

En este apartado no hay mucho que decir si somos honestos. Solamente te piden tu originalidad, y no necesariamente el organismo encargado de otorgarlo, sino el público en general ya que por lo regular, muchas marcas suelen confundirse entre sí.

Este requisito es indispensable ya que protege la forma mediante la cual las ideas son incorporadas y creadas en las obras, y no necesariamente las ideas en sí. Sino en la forma de expresión individual. Esa huella personal de personalidad, pensamientos y talento.

La importancia de los derechos de autor

La importancia de los derechos de autor recae en que cualquier autor, por el simple hecho de serlo, tiene sobre su obra una serie de derechos. Estos, otorgan plena capacidad, uso y exclusividad para poder explotar sus obras.

Se dividen en dos tipos de derechos de autor. Y de seguro te preguntarás: ¿Por qué mencionarlos en la importancia de los derechos de autor? ¡Bueno! Es que así sabrás cual es la importancia y podrás reconocer su impacto en dos sectores.

Los derechos morales son de carácter personal, irrenunciables e inalienables. En la actualidad, algunos de ellos son ilimitados en el tiempo. Estos garantizan una póliza completa de autoría y dependiendo de tus necesidades, puede ser de por vida.

En este caso, el reconocimiento de la autoría y de la integridad de las obras son los derechos morales más importantes en conjunto con el derecho a la divulgación.

Los derechos económicos o de explotación tienen un tiempo limitado y la duración depende de la legislación de cada país. Estos derechos de autor son transferibles, se pueden vender, cambiar, ceder o compartir con terceros.

¡Así que ahora ya lo sabes! En esta sección la importancia de estos derechos recae en que se pudiera comercializar la obra o adjuntarle un valor primordial en materia de propiedad intelectual.

La protección que te dan los derechos de autor

Ya sea que tomes una foto, escribas un cuento o compongas una pieza musical, será fruto de tu trabajo. Piensa en los derechos de autor como el derecho a la propiedad de algo que has creado.

Un derecho de autor te brinda protección legal sobre esa creación. Entonces, además de los beneficios básicos que mencionamos poco antes, como propietario de los derechos de autor también tendrás derecho a:

  • Reproducir tu obra en público: es el caso cuando escribes una canción, un libro, una obra de teatro o cualquier otra cosa que pueda exhibir en público, tienes derecho a hacerlo.
  • Mostrar la obra en público: cuando creas arte, claro que quieres que otros lo vean. Tu pintura es tuya y puedes enseñarla donde quieras.
  • Crear otras obras basadas en la original: es posible que desees combinar una serie de publicaciones de blog en un libro, por ejemplo.
  • Vender copias de tu obra: otras ventaja de los derechos de autor es que puedes beneficiarte de tu idea vendiéndose.
  • Reproducir tu obra: puedes hacer copias del trabajo que creaste. Puedes distribuir tu trabajo como mejor te convenga
  • Como creador de obras con derechos de autor , tienes los derechos mencionados durante un período de tiempo y no puedes perderlos a no ser que los delegues legalmente. Posees los derechos sobre tus obras de la misma manera que tienes una casa y nadie más puede usarla sin tu permiso.

    Obras que no están protegidas por Derechos de Autor

    OJO no todo lo que te imagines puede estar protegido por la Ley de Derechos de Autor. Las siguientes son categorías de cosas no protegidas:

  • Trabajos que consisten solo de información que está comúnmente disponible y no contiene originalidad (por ejemplo, guías, medidas y reglas estándar, listas o tablas compiladas a partir de documentos públicos u otras fuentes comunes).
  • Títulos, nombres, frases cortas y lemas; meras listas de ingredientes o contenidos (pero algunos títulos y palabras pueden estar protegidos por la ley de marcas registradas si su uso está asociado con un producto o servicio en particular).
  • Obras que no están realizadas en una forma tangible de expresión, como un discurso improvisado o una interpretación que no está escrita o grabada de otra manera.
  • Ideas, procedimientos, métodos, sistemas, procesos, conceptos, principios, descubrimientos o dispositivos (pero las descripciones, explicaciones o ilustraciones escritas o grabadas de tales cosas están protegidas por derechos de autor).
  • Protección de la legislación con los derechos de autores

    En México la instancia que se encarga de fomentar la creatividad, y la administración del registro público de los derechos de autor es el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Y sus principales funciones son:

  • Recibir la inscripción de obras literarias y artísticas, así como convenios o contratos para transmitir los derechos patrimoniales
  • Ayudar y asesorar en materia de derecho de autor
  • Otorgar cualquier tipo de reservas
  • Repartir infracciones a cualquier persona que pueda estar usurpando tu marca, al igual que recibir denuncias y quejas
  • La legislación está obligada a proteger los derechos morales y económicos y de otros tipos para el uso y distribución del público en general. Esto significa que para utilizar cualquier obra en la que sus derechos de autor están vigentes, debes tener autorización.

    En muchos casos y en la mayoría de ellos, el uso de la obra requiere una compensación económica o un pago por su uso, reproducción, distribución, comunicación pública o transformación.

    En este caso, para garantizar la correcta distribución de las obras, la ley de propiedad intelectual marca unos límites para los derechos, ya que existirán ocasiones en las que no será necesario pedir autorización.

    ¿Cuáles son las excepciones de los derechos de autor?

    Existen límites o excepciones al derecho de autor referidas a cada uno de los derechos de explotación según se permita, sin autorización previa, el uso, la reproducción, la distribución o la comunicación pública de las obras.

    Algunos de los límites más importantes señalados en la ley son:

  • La utilización de obras para la parodia.
  • La información de actualidad y de obras situadas en la vía pública.
  • Los procedimientos oficiales y en beneficio de personas con discapacidad.
  • Las entidades de interés general y carácter cultural, científico o educativo, sin ánimo de lucro, tienen permitido el libre uso, reproducción, préstamo y consulta, cuando se realice sin finalidad lucrativa y exclusivamente para fines de investigación o para facilitar el acceso a la cultura.
  • La copia privada: permite la reproducción de obras ya divulgadas sin autorización siempre que se haya accedido a ella legalmente y se haga a título personal, para uso privado y no comercial.
  • ¿Y tú qué esperas para comenzar tu proceso de trámites de derechos de autor? ¡ Contáctanos para más información!

    Protección de marcas y Derechos de autor